(ES) Diet

Cómo las personas mayores de 70 están perdiendo peso con la dieta Keto sin tener que contar calorías

Mi nombre es María. A los 73 años, hace 3 meses, no me gustaba la persona que era.

Pesaba 80 kg y nunca antes había pesado tanto.

Cada vez que me subía a la balanza… cada vez que me miraba al espejo…

Deseaba que algo, CUALQUIER COSA, cambiase.

No puedo decirte lo desilusionada que me sentía al mirar mi reflejo en el espejo cada día. Pero irónicamente no podía dejar de hacerlo.

Si estaba haciendo alguna dieta, miraba mi barriga todos los días para ver cuánto peso había perdido y si finalmente podía “aceptar” cómo se veía.

Si comía un bocadillo muy tarde en la noche, me miraba la barriga y sentía como que ya había subido todo el peso otra vez.

Al final, el sentimiento de culpa se hacía fuerte, y terminaba comiendo emocionalmente…

La mujer que veía en el espejo (esos 80 kg) no podía ser yo.

Analizando mi cuerpo cada día, me sentía más y más infeliz, sin esperanzas, y temerosa de que nunca me gustaría mi propio reflejo…

Mary

He estado luchando con mi peso desde siempre. Y esos kilos demás estaban pasando factura a mi cuerpo…

Mi artritis se estaba haciendo más dolorosa. Tenía la presión alta y también el colesterol alto. No podía subir o bajar escaleras sin cansarme y quedarme sin aliento…

Siempre estaba apartada mirando a los demás divertirse mientras anhelaba participar de las actividades de mis familiares y amigos.

No era capaz de jugar con mis nietos. Evitaba nadar a cualquier costo porque no quería que nadie me viese usando un traje de baño. Ni siquiera mi esposo. Me ponía ropas grandes para que nadie viera mi vientre flácido.

En mi corazón, SABÍA que la vida podía ser mucho mejor. Quería sentirme libre en mi cuerpo y vivir mi vida sin sentirme avergonzada todo el tiempo. Quería ser capaz de jugar con mis nietos en vez de ver los días y mi vida pasar.

Siempre fantaseaba con el día en el que finalmente perdiera ese exceso de peso y no hubiese nada más que me detuviese…

Mary

Durante años, probé TODAS las dietas para perder grasa de mi barriga, cintura, caderas y brazos.

La dieta de ayuno. La dieta Atkins. La dieta paleo. La dieta de las granadas. La dieta del té verde. Por un buen tiempo, probé incluso píldoras y suplementos dietarios para la pérdida de peso, que fueron inefectivos además de no ser seguros.

También probé hacer mucho ejercicio y gasté mucho dinero en planes inútiles de pérdida de peso.

Y nada funcionó. Me esforzaba y sudaba por semanas enteras solo para perder unos pocos kilos y volver a subirlos inmediatamente después.

El conteo de calorías, registrar las comidas, medir, pesar y tratar de balancear todos los nutrientes estaba consumiéndome la vida. El estar pensando constantemente en comida y en formas de comer menos, me tenía hambrienta permanentemente.

Esa era una manera de vivir terrible y desmotivadora. Y lo que yo quería era vivir mi vida plenamente.

Ya no estaba segura de qué hacer, qué probar, o en quién confiar.

Me sentía como si luchase una batalla dolorosamente imposible de ganar, y terminase agotada de darme la cabeza contra la pared intentando perder peso.

Si algo de esto te resulta familiar…

Entonces lee con atención lo que voy a compartir contigo a continuación

Cuando estaba a punto de rendirme, una amiga cercana me contó sobre una forma sencilla de perder peso consistentemente, y rápido.

Me ayudó a bajar 18 kg en solo 3 meses. Ahora estoy llena de energía. Mis arrugas están desapareciendo. Y me pongo ropa que no podía ponerme desde hace años.

Y no tuve que morir de hambre. No me sentí hambrienta ni limitada. Pude comer todos mis alimentos favoritos sin sentir culpa. No tuve que mantener un registro ni contar calorías.

Y está diseñado específicamente para mujeres mayores de 70 años.

Cuando pasé por la menopausia, subí un montón de peso del que no pude deshacerme. No sabía que durante y después de esto, nuestro metabolismo se ralentiza y los cambios en los niveles hormonales hacen especialmente difícil la pérdida de peso, y es más fácil subirlo.

De hecho, las mujeres pueden subir hasta 14 kilos después de la menopausia. Pero este plan de alimentación fácil de seguir puede “reiniciar” tu metabolismo y ayudarte a quemar grasa todo el día, todos los días.

Basta de dietas. Basta de antojos. Basta de pensar en comida todo el tiempo.

Cuando me encontré con mi amiga, me dejó sin palabras. La mujer que conocía desde hacía 15 años ya no existía. En su lugar había una persona sexy, con buen físico y saludable que se veía como 20 años más joven.

Me contó que usó una aplicación llamada KetoCycle que le dio un plan de alimentación keto personalizado basado en su edad, en su peso, en su historial de salud, en sus comidas favoritas y más. No era una de esas dietas de moda hechas para las masas, porque nutricionistas profesionales personalizan cada plan a tus necesidades específicas.

Me explicó que esta app hizo todo el trabajo duro por ella. Mantuvo registro de sus calorías, contó sus macros, planeó sus comidas, le dio miles de recetas personalizadas e incluso una lista de compras semanal. Además, pudo seguir disfrutando deliciosos bocadillos y postres, por lo que se deshizo de esos molestos antojos que la persiguieron por años.

Sonaba fácil Y ADEMÁS efectivo. Y eso era exactamente lo que estaba buscando.

Tengo que admitir que fui escéptica al principio en cuanto a comer mucha grasa. Iba en contra de todo lo que aprendí durante mi vida. Pero después de investigar mucho, vi que la dieta cetogénica es la forma en la que se supone que debemos comer.

Enterarme de que el aumento en enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad estaba directamente relacionado con las dietas bajas en grasas que la industria de la salud y los gobiernos estuvieron promocionando por tanto tiempo fue revelador.

Tenía tanto miedo de terminar desilusionada otra vez. Pero después de ver la increíble transformación de mi amiga, me subí al tren de KetoCycle yo también.

Después de 3 meses, peso 18 kilos menos, y estoy orgullosa de mi reflejo en el espejo

Los resultados que estoy viendo son increíbles. Y es la forma más fácil y disfrutable de comer que he experimentado nunca.

Tengo mucha más energía, por lo que puedo perseguir a mis nietos corriendo sin quedarme sin aliento. Mi artritis ya no me molesta tanto como antes. Mi colesterol está en un nivel saludable. Mi abdomen ya no está flácido.

Por fin me siento cómoda en mi propia piel y no siento que tenga que estar ocultando mi cuerpo todo el tiempo. Me deshice de la ropa grande y ya puedo ponerme un traje de baño con confianza. Y por cómo me mira mi esposo, me doy cuenta de que vuelve a tener la mujer de la que él se enamoró hace más de 40 años.

Cuando me registré en KetoCycle, tenía mis dudas. Amo los carbohidratos, como el pan y la pasta. Pero en cambio, tenía que aumentar mi consumo de grasas y a la vez reducir los carbohidratos para entrar en cetosis, un proceso de quema intensa de grasas. Eso significó comer muchos huevos, tocino, carnes rojas, mantequilla de maní y más.

Los primeros días fueron un poco duros, pero me aseguré de beber suficiente agua, y los antojos de carbohidratos se fueron. Las comidas fueron tan deliciosas y saciantes que la necesidad constante de comer bocadillos también desapareció.

Además, fue muy fácil apegarme al plan de forma consistente porque literalmente el plan hizo todo por mi.

✅ Obtuve más de 1.000 recetas personalizadas para elegir, que no llevaban más de 15 minutos de preparación (y además hay consejos sobre cómo comer sin complicarte demasiado).

✅ Obtuve una lista de compras semanal, con ingredientes sencillos y económicos que podía encontrar en cualquier tienda.

✅ Pude comer bocadillos y postres, y aun así seguir bajando kilos sin mucho esfuerzo.

✅ No tuve que contar calorías, ni macros, ni medir porciones porque ellos hicieron todo por mi.

✅ Con comidas saludables y súper sabrosas, estaba llena durante el día, así que nunca me sentí hambrienta, no tenía que depender de mi fuerza de voluntad, ni luchar contra mis antojos.

✅ Sentí que tenía un nutricionista personal en mi bolsillo, que me mantuvo enfocada y motivada.

✅ Obtuve la ayuda de un nutricionista 24/7, así que podía enviarle un mensaje rápido cuando quisiera si tenía alguna consulta.

Lo único que tuve que hacer fue saltar de pura alegría cuando vi en el espejo la mujer sexy, feliz y fuerte en la que me convertí.

¿Es posible que tu transformación también esté a solo un cuestionario de distancia?

Si tienes más de 70 años, como yo, cierra tus ojos por un minuto e intenta imaginar tu cuerpo soñado.

Imagina cómo se ve. Cómo se siente.

Si pudieras tener ese cuerpo… esa energía que solías tener en tu juventud… esa piel suave, firme y sin arrugas… y SENTIRTE como si tuvieses 30 años menos, tanto en tu interior como en el exterior…

¿Lo intentarías?

Me alegro tanto de haberlo intentado. Porque, honestamente, cada vez que me miro al espejo estos días…

Cada vez que mi esposo me mira como si fuese nuestra primera cita…

Cada vez que mis familiares y amigos me llenan de cumplidos y me preguntan cuál es mi secreto…

No puedo sentirme más orgullosa.

Y si ayudó a casi el 90% de las mujeres como yo a alcanzar su cuerpo soñado, también puede ayudarte a ti.

Puede ayudarte a disfrutar tu vida al máximo, como lo estoy haciendo yo ahora.

Sin vergüenza. Sin miedo. Sin esconderte. Sin preocupaciones, y feliz.

Puedes obtener tu propio plan keto personalizado hoy, y experimentar por ti misma los asombrosos resultados de pérdida de peso que los clientes de KetoCycle alaban.

Al igual que hicieron:

Sofía, 72

Clara, 70

Isabel, 72

Completa un cuestionario gratis de 60 segundos y mira lo rápido que puedes lograr tus objetivos de pérdida de peso con tu propio plan de alimentación keto personalizado

  Por razones de seguridad, recomendamos a cualquier persona consultar con su médico antes de comenzar cualquier dieta.

0249190

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

.
0 %