(ES) Diet

4 errores que cometí en mi primer intento con la dieta cetogénica, que no deberías repetir

A medida que pasan los años, tu metabolismo no se comporta igual que cuando tenías 20 o 30, pero la mayoría de las dietas no tienen esto en cuenta y tratan a todos por igual.

Cuando la edad avanza, perder peso se complica y recuperarlo es mucho más fácil. En esa etapa, la dieta cetogénica puede ser de gran ayuda para perder, de forma rápida, toda esa grasa no deseada.

Ese fue mi caso. Después de unos meses complicados, en los que subí mucho de peso, decidí volver a cuidarme. Sin embargo, me di cuenta que, a mis 51 años, me resultaba mucho más difícil que cuando era joven. Era una lucha constante con la báscula… ¡y la estaba perdiendo!

Justo en ese momento descubrí la dieta keto y pensé que era perfecta para mí. Poder disfrutar mis comidas favoritas, tan solo limitando los carbohidratos, me pareció una opción genial para perder peso y sentirme mejor

Después de cumplir 45:

  • Mi metabolismo se ralentizó, y empecé a ganar peso;
  • La calidad de sueño y mis niveles de energía disminuyeron;
  • Mi líbido bajó
  • Mi piel pierde tersura;
  • Empecé a tener problemas digestivos, de espalda y a perder masa muscular.

Elegí la dieta cetogénica porque después de investigar me pareció la mejor opción para revertir todos los procesos mencionados anteriormente y mejorar mi salud.

Lamentablemente, en ese momento pensé que una dieta servía para cualquier tipo de persona, pero resulta que no, es imprescindible contar con la ayuda de un nutricionista que considere tus necesidades nutricionales básicas y desarrolle un plan alimenticio adaptado a dichas necesidades.

Si no sigues esta recomendación te pasará como a mí y cometerás los 4 errores que arruinaron mi primer intento con la dieta keto.

1) No supe gestionar la ansiedad

1) No supe gestionar la ansiedad

La dieta keto restringe la ingesta de carbohidratos, lo que significó dejar de comer mis postres favoritos, la comida rápida y las bebidas azucaradas. Eso me causó una gran y el deseo de comer en exceso.

Mi recomendación: sustituye los alimentos con alto contenido en carbohidratos por otros con pocos carbohidratos y ricos en grasas. Así, te saciarás más rápido, sin pasar hambre. Además, acelerarás tu metabolismo.

¿Alto contenido en grasa? Te preguntarás. Me hice la misma pregunta en mi primer intento, pero  así es justo como funciona la dieta cetogénica: al limitar el consumo de carbohidratos, tu cuerpo obtiene energía de fuentes de grasa saludable. De esa forma se logra la cetosis, un estado de intensa quema de grasa.

¿Cómo puedes evitar los antojos?

Evita restringir los carbohidratos de manera brusca. Es mejor hacerlo poco a poco, con un régimen equilibrado.

¡Recuerda! Una dieta no se trata solamente de la comida, también debes tener en cuenta tu edad, forma física y condición médica para lograr el balance correcto entre carbohidratos, fibra, grasas y proteínas.

Incluso las dietas más complicadas se vuelven sencillas con un plan equilibrado y personalizado. Así, evitarás los antojos y la ansiedad por la alimentación y conocerás cuáles son las alternativas saludables, antes de que empieces a sentir hambre

2) Ignoré mi metabolismo

Con el pasar de los años tu metabolismo comienza a ralentizarse, y si no ajustas tu alimentación, es obvio que ganarás peso.

Hay gente que pierde peso con cualquier dieta o haciendo un poco de ejercicio (¡Menuda genética!). Yo, por otra parte, cometí el error de no ajustar mi consumo de alimentos y continué ganando peso a pesar de estar a dieta.

Afortunadamente, aprendí que es posible lograrlo con una buena estrategia, eligiendo una de estas dos opciones:

  • Consumir alimentos que aceleran el metabolismo:
    • Ricos en zinc, selenio o hierro, como marisco, legumbres, frutos secos y semillas;
    • El oolong -té azul- o el té verde (pueden acelerar tu metabolismo un 4-10%);
    • especias como el jengibre, pimienta de Guinea- y cayena;
    • vinagre de manzana;
    • aceite de coco.
  • Evitar alimentos que ralentizan el metabolismo:
    • Carbohidratos procesados
    • Alcohol;
    • Alimentos con muchos azúcares añadidos y/o conservantes

No todos los alimentos permitidos en la dieta keto estimulan tu metabolismo. Aunque la dieta cetogénica es genial para los mayores de 50, necesitas seguir un plan personalizado para que tu metabolismo no decaiga.

3) Me rendí demasiado pronto

3) Me rendí demasiado pronto

Recuerdo que cuando era más joven, un par de semanas era suficiente para perder el peso no deseado, pero ha medida que pasaron los años, tuve que crear nuevas rutinas, que se adaptaran mejor a esta etapa de mi vida.

En mi primer intento con la dieta keto, me rendí apenas dejé de notar avances, pero ahora sé que rendirse no es la mejor opción.

Antes de abandonar la dieta cetogénica, debes preguntarte: “¿He hecho lo suficiente para que esta dieta pueda darme los resultados esperados?”.

Evalúa tu vida y tus rutinas, seguramente encontrarás áreas que pueden mejorarse, y verás como esas mejoras te ayudarán en tus objetivos de pérdida de peso.

4) Temí que subiera el colesterol

4) Temí que subiera el colesterol

Al seguir una dieta cetogénica, se corre el riesgo de cometer muchos errores si no cuentas con un plan alimenticio basado en tu condición y necesidades.

Si comes bacon todo el día, técnicamente es “keto”, pero no es una decisión acertada: contiene un montón de grasas trans y saturadas, lo que aumenta tu colesterol “malo” y esto, a su vez, incrementa el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Recuerda que algunos tipos de colesterol son buenos para tu salud. Si bien debes consumir grasas, la dieta cetogénica es efectiva SOLO si mantienes un equilibrio en tus comidas, sigues un plan adecuado y consumes principalmente grasas no saturadas.

Casi un año después de fallar en mi primer intento, decidí probar nuevamente la dieta Keto gracias a una vecina que compartió conmigo su “secreto”.

Desde que la conozco, mi vecina María siempre tuvo problemas de sobrepeso, por eso me sorprendió lo delgada que estaba al encontrármela haciendo la compra. No solo se veía más delgada y estilizada, su confianza y seguridad también estaban reforzadas.

Me animé a preguntarle cuál dieta había seguido para lograr esos resultados, y para mi sorpresa me habló de la dieta keto. Después de comentarle mi primera experiencia, me habló de lo que ella había hecho. 

Tú eres única, tu plan alimenticio también debe serlo

Tú eres única, tu plan alimenticio también debe serlo

María me contó que su hija le había recomendado un app, en el que después de responder un breve cuestionario con tus datos, nutricionistas profesionales generan un plan alimenticio basado en tu edad, gustos y necesidades personales. Suena genial, ¿Verdad? Pero además de eso, también incluyen ejercicios y entrenamientos fáciles de hacer en casa para potenciar aún más tu pérdida de peso.

3 razones para seguir un plan alimenticio cetogénico personalizado 

La dieta keto puede tener muchos efectos positivos en tu cuerpo, tu salud y tu mente, pero debes hacerlo bien.

En mi segundo intento con la dieta cetogénica , me siento en una segunda juventud, con ánimo, fuerza y mucha energía, todo gracias al plan alimenticio creado para mi.

Si también quieres lograr  excelente resultados con la dieta keto, te dejo a continuación 3 razones por las que deberías optar por un plan personalizado:

  1. Está hecho a tu medida (edad, gustos, condición física, estado de salud)
  2. Todos tus macros están calculados para garantizar que logres los resultados deseados
  3. Incluye una rutina de entrenamiento en casa, para quemar más calorías y mejorar los resultados de tu dieta..

¿Quieres saber cuánto peso puedes perder en 28 días?

052606

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

.
0 %