(ES) Diet

¿Cómo pueden controlar el peso de manera más efectiva las personas mayores de 70 años sin contar calorías o carbohidratos?

¿Te gustaría saber exactamente qué comer, perder grasa y estar saludable sin renunciar a tus comidas favoritas ni contar calorías? Entonces continúa leyendo porque te tenemos una GRAN sorpresa (en realidad, 3 de ellas). 

Mi nombre es Susana. Tengo 72 años y llegué a pesar 88 kilos.

Era mi registro de peso más alto. 

Cada vez que me subía a la balanza… Cada vez que me daba un vistazo en el espejo…

Deseaba que algo, cualquier cosa, cambiara.

Sinceramente, estaba preocupada por el reflejo que me observaba cada día. 

No solo deseaba solucionar el problema de mi peso, sentía que mi salud también se estaba deteriorando.

Me sentía cansada todo el tiempo, no podía dormir bien y me dolían las articulaciones como si pidieran ayuda a gritos.

Realizar tareas sencillas como caminar al baño, subir y bajar escaleras… estacionar el auto y entrar en una tienda… todo era una constante agonía.

senior over 70 cooks

Pero lo que más me afligió profundamente fue comenzar a SENTIRME vieja. Años atrás, era yo quien se hacía cargo de todos en mi familia.

Tenía un esposo amoroso. Crie a 2 hijos que me bendijeron con 4 nietos. 

Pasé toda mi vida ayudando a todos. La vida era buena. Ahora ellos deben ayudarme a mí. 

Ya no podía jugar con mis nietos y cargarlos. Seguí cancelando viajes a lugares para nadar y los cuales solía disfrutar porque no quería que nadie me viera en traje de baño.

Siendo honesta, y odio admitirlo, comencé a preocuparme por las siguientes visitas familiares. Simplemente no quería que vieran en qué me convertí.  

No solo me sentía triste. 

La verdad, y nada más que la verdad, es que había perdido mi independencia, mi libertad y mi forma de vida. 

Me preguntaba si eso era así.

Si algo de esto te suena familiar, presta mucha atención a la siguiente parte.

Resulta que la mejor parte de mi vida acababa de comenzar.

Porque justo cuando estaba lista para darme por vencida, una amiga cercana me contó sobre una forma simple de perder peso de manera constante, específicamente diseñada para mujeres mayores de 70 años.

Me ayudó a restaurar mi salud deteriorada. No solo perdí peso y me mantuve, sino que no experimenté ningún estancamiento desmotivador. 

Ahora me queda esa ropa que no pude usar durante años; y lo hice todo sin pasar hambre o privarme de nada, sin contar calorías o sentirme culpable por comer los alimentos que me gustan. 

Lo mejor de todo es que tengo tanta energía como hace 20 años. 

Mis articulaciones desgastadas se sienten como nuevas. Me despierto cada mañana sintiéndome increíble y ahora puedo mantenerme erguida y moverme con más gracia y fluidez. 

Todavía me queda un largo camino por recorrer, pero la gente puede notar la diferencia desde las primeras semanas. 

Es una sensación fantástica y creo que es posible que tú también puedas disfrutar de los mismos resultados. 

Pero antes de contarte más sobre la solución que mi amiga compartió conmigo, quiero hablarte de los 3 errores más grandes que me impidieron progresar.

Solía ​​sabotearme a mí misma porque no conocía nada mejor. Sigue leyendo porque es posible que te lleves una gran sorpresa. 

happy female over 70

Error sorpresa #1: Seguir las «nuevas» dietas populares.

Yo seguía cada dieta “nueva” que se hacía popular. La mayoría de estas dietas recomendaban que dejara de comer ciertos tipos de alimentos; como carbohidratos. 

Pero lo que descubrí fue que una vez que llegas a los 70, si privas a tu cuerpo de nutrientes esenciales, tu metabolismo se ralentiza. 

Y todas las dietas populares que existen siguen un enfoque de “apto para todos”. No fueron diseñadas para cubrir mis necesidades nutricionales específicas. 

Esto genera desequilibrios nutricionales, lo que provoca antojos y a su vez conduce a una alimentación emocional.

Ahora sé que una forma de garantizar que tu cuerpo obtenga todo lo que necesita para prosperar es un plan de dieta personalizado con orientación profesional. 

Error sorpresa #2: Restringirme en exceso

Todo lo que esto generaba era que me restringía en exceso posteriormente. La verdad es que no hay alimentos “malos” cuando se come con moderación. Por ejemplo, una de mis comidas favoritas es el chocolate.

Cada vez que me ponía a dieta, intentaba dejar de comer chocolate por completo. Pero esto me hacía desear el chocolate y pensar en él obsesivamente. 

Lo que finalmente hacía que me derrumbara, comiera mucho más chocolate de lo habitual y me sintiera culpable y fuera de control.

Desde que comencé el nuevo programa que mi amiga me compartió, dejé de evitar consumir los alimentos que me encantan. Esto no solo ha sido beneficioso para mi salud mental, sino que también funciona muy bien para mi figura. 

Después de décadas de cambiar dieta tras dieta, he encontrado el punto medio entre comer lo que me encanta y llevar una dieta sana y equilibrada.

Error sorpresa #3: Pensar que el aumento de peso es parte del envejecimiento.

Estaba convencida de que mis elecciones de estilo de vida habían causado un daño irreparable a mi cuerpo. Que simplemente era demasiado tarde para sentirme saludable y feliz con mi apariencia.

La realidad es que, es tan posible volverse saludable y perder peso a los 70 como lo es a los 20. Tan solo se necesita contar con las herramientas adecuadas.

No me refiero a todas esas soluciones rápidas y “mágicas” que lees en las revistas o ves en la televisión. Ellas no funcionan porque fueron creadas para las masas y ciertamente no para personas mayores de 70 años. 

Confía y cree en que PUEDES estar saludable. PUEDES perder peso. Y PUEDES disfrutar de una vida larga y saludable. Una de las opciones es probar una nueva rutina diseñada específicamente para ti y tus necesidades nutricionales. 

¿Podría tu proceso de transformación estar a solo un cuestionario de distancia?

La forma en la que logré alcanzar mis objetivos fue a través de My Fasting Challenge; la cual me brindó un plan de pérdida de peso personalizado basado en mi edad, mi peso, mi historial de salud y mis comidas favoritas.

Todo comenzó respondiendo un cuestionario simple y gratuito. 

Lo que recibí fue exactamente lo contrario a lo que las dietas de moda (que seguían decepcionándome) ofrecían. Los nutricionistas profesionales personalizaron mi plan para mis necesidades específicas y recibí orientación diaria por correo electrónico. 

Lo que solía frustrarme, como el conteo de calorías, el conteo de macros y la planificación de las comidas, ya está hecho para mi. Y recibo orientación a diario. ¡De una manera fácil y comprensible!

Además, recibo recetas personalizadas que no tardan más de 15 minutos en prepararse directamente en mi correo electrónico… y consejos sobre cómo comer fuera de casa sin complicarme demasiado. 

Sí, los primeros días fueron un poco más complicados, pero las cosas se volvieron mucho más fáciles después de que mi cuerpo se adaptó. Pronto, me sentí saciada comiendo alimentos saludables con un sabor increíble.

Ya no tengo que depender de la fuerza de voluntad ni lidiar con los constantes antojos. 

Siento como si tuviera a un nutricionista personal que me mantiene enfocada, responsable y motivada en cada paso del camino, todos los días.

Sé que probablemente otros programas de pérdida de peso te han hecho perder la fe, pero te juro que este es diferente.

Estaba muy cerca de renunciar a mi salud. El empujón de mi amiga me dio el valor para probar My Fasting Challenge, y el programa tuvo un gran impacto en mi vida. 

Solo cierra los ojos e imagina por un momento. 

¿Qué significaría para ti tener ese cuerpo que siempre has deseado? ¿Te sientes sana y joven de adentro hacia afuera? 

¿Qué me dirías tener de pronto la energía para realizar todas las tareas simples que pueden parecer difíciles hoy en día?

¿Poder decir un gran “SÍ” cada vez que tu familia y amigos te invitan a eventos y viajes divertidos?

¿La gente lo notaría? ¿Se lo dirían a sus amigos?

¿No dormirías como un bebé todas las noches sabiendo que te despertarás sintiéndote fresco y joven cada mañana? 

Si existiera la posibilidad de que todo esto pudiera ser posible con My Fasting Challenge, ¿te arriesgarías?

Yo me alegro de haberme arriesgado. 

Porque cada vez que me miro en el espejo… o cuando otros me llenan de cumplidos… 

No puedo sentirme más orgullosa de mí misma. 

Estoy disfrutando de la vida. Sin culpa, arrepentimientos y sin sentir vergüenza.

Y quiero que tú también experimentes por ti mismo. 

Al igual que

Juana, 74

Natalia, 70

Responde este cuestionario de 60 segundos y descubre cuán rápido puedes lograr tus objetivos de pérdida de peso con tu programa personalizado de quema de grasa

Los resultados pueden variar de persona a persona

02046741

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

.
0 %