(ES) Diet

Cómo realizar una dieta para diabéticos tipo 2 sin renunciar a los platos que amas

Controlar la diabetes tipo 2 con éxito no es cosa fácil, y la idea de tener que cambiar tu alimentación drásticamente puede parecer abrumadora. Desarrollar un plan de alimentación que te permita disfrutar de los alimentos que te gustan y que además logre mantener tus niveles de glucosa bajos no es algo sencillo de lograr, pero es la clave para poder controlar la enfermedad sin enloquecer en el intento.

La diabetes mellitus tipo 2 se encuentra entre los tipos más comunes de diabetes. La aparición de la enfermedad puede generar por alguno de estos 2 factores:

  1. Déficit de secreción de insulina: cuando la producción de insulina en el páncreas no es suficiente para satisfacer las demandas de todo el cuerpo.
  1. Resistencia a la insulina: cuando la cantidad de insulina producida no se explota adecuadamente, provocando una disminución de la sensibilidad del organismo a la insulina.

Si se descuida, esta forma de diabetes puede crear graves problemas de salud, disminuir la calidad de vida y, lamentablemente, ponerla en riesgo.

Entre las principales causas de la diabetes mellitus tipo 2 se encuentran el sedentarismo, un estilo de vida poco saludable y una deficiencia nutricional en la dieta.

Estas causas son las principales promotoras de la aparición de la enfermedad y, para poder evitar las graves consecuencias que pueden aparecer con la diabetes, un cambio en los hábitos es absolutamente necesario.

La dieta ideal para la diabetes tipo 2 

La dieta ideal debe ser baja en carbohidratos (no debe superar el 10% del total de calorías nutricionales) y alta en alimentos de bajo índice glucémico. Además, debe ser complementada con tratamientos farmacológicos y actividad física regular para poder mantener bajos los niveles de azúcar en sangre.

Una dieta rica en grasas saturadas y azúcares simples (como carbohidratos), pobre en otros nutrientes esenciales, combinada con un exceso de sedentarismo, resulta en un aumento de la masa grasa, especialmente en la zona abdominal, terreno fértil para la enfermedad.

Afortunadamente, la enfermedad se puede controlar con bastante facilidad, siempre y cuando te atengas a las sugerencias de tu médico especialista.

La dieta debe ser baja en calorías, solo si la persona tratada padece un exceso de peso. Esto favorecerá la pérdida de peso y colaborará a regular el organismo.

Los carbohidratos simples como la fructosa, deben ser consumidos regularmente. Estos podemos encontrarlos presentes en productos lácteos y las verduras.

Por último, la dieta debe ser rica en fibra y antioxidantes y se deben evitar los alimentos refinados.

Para mantener una alimentación balanceada, asegúrate que esto no forme parte de tu dieta: 

  1. Postres
  2. Harinas
  3. Jugos de frutas o bebidas azucaradas
  4. Alcohol
  5. Frutas altas en azúcar
  6. Mermeladas

Podemos agregar a nuestra dieta suplementos naturales que nos ayuden a mantener una alimentación balanceada. Por supuesto, nunca debemos confundirlos con tratamientos farmacológicos, ya que estos son necesarios e irremplazables para mantener la enfermedad controlada.

Nuestros suplementos recomendados:

  • Antioxidantes: contra el estrés oxidativo de las lipoproteínas.
  • Fibras viscosas: para optimizar el impacto nutricional, favorecer la sensación de saciedad y mejorar el índice glucémico.
  • Berberina: un gran remedio natural para esta condición.
  • Vitamina D: combate el sobrepeso y ayuda a reducir el riesgo de resistencia a la insulina.
  • Ginseng: tónico antiinflamatorio, reduce el azúcar en sangre y ayuda al sistema inmunológico.
  • Cromo: un mineral que limita los niveles de azúcar en sangre y sensibiliza los tejidos a la insulina presente en el cuerpo.
  • Ácido alfa lipoico: por sus marcadas propiedades antioxidantes.

A pesar de ser sustancias naturales, recomendamos siempre consultar con un especialista antes de tomarlas, ya que en ciertas ocasiones pueden ser contraproducentes para el control de la enfermedad.

Más allá de los cambios y las restricciones alimentarias que podamos encontrar, esto no quiere decir que no podamos comer nunca los alimentos que amamos, simplemente debemos ver cómo afectan nuestra salud y encontrar alternativas saludables que sacien nuestro antojo.

Un error común que debes evitar… 

Uno de los principales errores que cometen quienes siguen una dieta para la diabetes tipo 2 es eliminar TODOS los carbohidratos. Alimentos como la pasta, el pan y el arroz son fundamentales en las dietas de todo el mundo. Cortarlos de la noche a la mañana es muy difícil, y riesgoso.

Pero suponiendo que seas capaz de hacerlo, tus niveles de azúcar en sangre no mejorarán necesariamente. De hecho, cuando se trata de diabetes, lo que cuenta es el contenido TOTAL de carbohidratos presentes en las comidas.

En lugar de eliminarlos por completo, debemos ingerirlos como parte de una dieta equilibrada.

Este enfoque te permitirá disfrutar de los alimentos que te gustan, manteniendo los niveles de azúcar en sangre bajo control y evitando la aparición de ansiedad, antojos y ataques de hambre.

Cómo mantener bajo control el azúcar en sangre sin renunciar a los alimentos que le gustan

Sabemos que controlar (o prevenir) la diabetes tipo 2 con éxito no es fácil y que la idea de tener que cambiar drásticamente tu dieta puede parecer abrumadora, pero siempre hay opciones para hacer el cambio lo más llevadero posible.

Te compartimos 3 reemplazos a snacks que pueden servirte:

  1. Chocolate con leche: reemplázalo por chocolate negro, no solo es más rico en sabor sino que no contiene azúcar agregado.
  2. Patatas fritas: encuentra marcas de patatas alternativas para diabéticos que contengan un menor nivel de carbohidratos y sal.
  3. Azúcar: la sacarina, el mejor aliado para los diabéticos.

Para conocer las mejores opciones para sustituir tus alimentos preferidos, es indispensable contar con un plan de alimentación personalizado que mantenga tu nivel de azúcar en sangre bajo control y al mismo tiempo te haga disfrutar de los alimentos que te gustan.

La buena noticia es que existe una solución que puede hacerte la vida muy fácil: Klinio.

Una herramienta EFECTIVA, fruto de los avances científicos y tecnológicos de los últimos años.

SEGURA, porque está elaborado por expertos en nutrición, que se encargan de crearte una dieta totalmente personalizada que es FÁCIL de seguir, sana y equilibrada.

Klinio te ayuda a entender qué alimentos necesita tu cuerpo y con qué frecuencia debes comerlos.

Además te proporciona un plan de alimentación completamente personalizado en función de tus características, gustos y necesidades personales.

Si buscas ayuda para mantener tu diabetes bajo control, simplemente responde un cuestionario con tu información para que el equipo de Linio pueda crear tu plan personalizado con las comidas que debes ingerir, entrenamientos fáciles de realizar y mucha más información útil.

012980

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

.
0 %